Dos en Uno: Tecnología y segundas lenguas para comunicarse en un mundo plurilingüe

Cristina Cubelos Barrera [@CristinaCubelos] es una maestra bilingüe graduada del Master en Educación Internacional y Bilingüismo por la Universidad Camilo José Cela de Madrid. Su experiencia profesional en diferentes escuelas internacionales en Europa, Asia y América del Norte, le ha permitido comprobar los beneficios que el uso de la tecnología tiene en el proceso de aprendizaje de las segundas lenguas. Cristina presentará su tesis en el “International Congress for Young Researchers” organizado por AELFE el próximo Junio en Madrid, en la que ha desarrollado una propuesta para que diferentes centros educativos puedan integrar las tecnologías de una manera transversal y ayudar a los alumnos a desarrollar la segunda lengua a la vez que cubren las diferentes necesidades curriculares.

0
2496
views
Tecnología y segundas lenguas para comunicarse en un mundo plurilingüe

Revista Edu.co tuvo la oportunidad de reunirse con Cristina Cubelos en Nueva York, quien actualmente trabaja en Pine Street School. Un colegio IB que ofrece programas de inmersión dual inglés-español e inglés-mandarín, ubicado en el Distrito Financiero en Manhattan.

¿Por qué te interesaste por las nuevas tecnologías?
Mi gran interés por la integración de las TIC en el campo educativo se debe a dos grandes motivos:

Aquellos que hemos estado expuestos a segundas lenguas en un marco tradicional, hemos experimentado la falta de desarrollo de nuestras habilidades comunicativas, es por ello, que desde que comencé a enseñar tuve claro que debía apostar por una vía alternativa para que mis alumnos fueran capaces de usar la segunda lengua como vehículo comunicativo. Por otra parte, las TIC están tan integradas en nuestro día a día, que es inevitable no educar a los niños para que puedan usarlas de una manera útil y segura.

¿Por qué crees que incluir las tecnologías en el aula puede cambiar el proceso de enseñanza aprendizaje de las lenguas?
Las investigaciones llevadas a cabo en el campo de adquisición de segundas lenguas ya han probado que el uso de las TIC ayuda a los alumnos a construir significado en la segunda lengua y a desarrollar diferentes habilidades dentro de un contexto (Asselin & Moayeri, 2011). El investigador Allen, en 2003 probó científicamente que las TIC ayudan a mantener a los estudiantes motivados durante el proceso de aprendizaje, lo cual es esencial para el éxito académico. Además, como el uso de las TIC en la clase de segunda lengua permite dar y recibir feedback inmediato a los alumnos, ellos ganan confianza para cometer errores, creando así un ambiente seguro para ellos (Arslan & Sahin-Kizil, 2010). Por ejemplo, en la App Tellagami, ellos pueden crear su propio Avatar con su voz, pero es tan sencillo borrarlo y volver a empezar, que los alumnos no desarrollan ansiedad por cometer errores, si no que se fomenta la producción oral, teniendo así más probabilidades de éxito, mediante una actividad lúdica que a su vez ayuda a desarrollar su creatividad.

Seguro que muchos de los que hemos aprendido una segunda lengua, hemos experimentado cómo en contextos formales tradicionales seccionan la lengua en la cantidad de estructuras gramaticales que sabíamos, cuanto vocabulario habíamos podido memorizar, nuestra precisión escrita y la calidad de las respuesta a ciertas preguntas que teníamos que contestar después de escuchar una conversación grabada. Pero todo esto estaba fuera de contexto. Sin ningún propósito comunicativo. Entonces, ¿de qué sirve? ¿Acaso una lengua no es un vehículo de comunicación? En contextos informales, la lengua se mide por tu capacidad de comunicación oral, que es la que te permite expresar tus sentimientos, defender tus ideas etc. ¿Acaso no queremos que nuestros hijos tengan la fluidez de poder comunicarse en diferentes contextos en la segunda lengua?

Este es el momento de revolucionar la educación. Ya se ha demostrado que el resultado de rellenar fichas no nos lleva al bilingüismo. Por ello, muchas instituciones ya están apostando por la integración de las TIC, pero todavía queda mucho para que esto se convierta en una práctica común. He tenido la oportunidad de investigar sobre este tema para la tesis de mi Master, la cual será presentada el próximo junio en el Foro Internacional de Jóvenes Investigadores AELFE y espero poder seguir teniendo oportunidades para investigar en este campo.

Dos en Uno: tecnología y segundas lenguas para comunicarse en un mundo plurilingüe
Incluir las tecnologías en el aula puede cambiar el proceso de enseñanza aprendizaje de las lenguas

¿Cuáles son los principales beneficios que has observado en tus alumnos cuando integras las TIC?
Como maestra bilingüe he tenido la oportunidad de trabajar en ambientes que me han permitido experimentar nuevas metodologías y trabajar directamente con el especialista de tecnología para buscar la manera de promocionar las habilidades orales en mis estudiantes de segunda lengua. Gran parte del trabajo de los maestros de segunda lengua es conocer los intereses de nuestros alumnos para que puedan estar motivados y vean una verdadera razón de por qué tienen que hacer el esfuerzo para aprender la lengua. Ha sido mágico el proceso de ver como esta situación desaparece cuando se integra la tecnología en la clase. Los alumnos están automáticamente enganchados a la tarea ya que no solo están siendo expuestos a la lengua, sino que también están desarrollando sus habilidades tecnológicas, lo cual parece esencial en el siglo XXI. En este mundo globalizado en el que vivimos parece imposible no fomentar que nuestros niños puedan aprender una segunda lengua. Esto, sin mencionar sobre todos los beneficios que aprender una segunda o tercera lengua nos aporta – Antonella Sorace de la Universidad de Edinburgh, en Escocia, descubrió en sus investigaciones que los individuos bilingües tienen mayor capacidad de concentración sin distraerse, desarrollan una mayor empatía y en general, las personas bilingües tienen una menor probabilidad de sufrir demencia en el futuro. Como vemos son beneficios que se extienden más allá de los evidentes a manejar un segundo idioma.

Como padre, ¿cómo puedo diferenciar entre el uso de la tecnología como ocio y como aprendizaje real?
Creo que controlar el tiempo de exposición a la pantalla es la gran pregunta de la mayoría de los padres. Mi respuesta es siempre la misma: los adultos tenemos que darles ejemplo de lo qué esperamos de ellos, ya que somos su referencia de la que copian, absorben y por ende, actúan. Muchos padres tienen miedo a que los niños creen una adición por la pantalla si están expuestos a las TIC en la clase y luego también en la casa. Las lecciones que he diseñado para promocionar el lenguaje oral de segundas lenguas tienen objetivos comunicativos muy específicos que se pueden conseguir con exposiciones a la tecnología de no más de una hora diaria. Sin embargo, si los niños tienen acceso libre a diferentes TIC y además observan a los padres usar diversos dispositivos electrónicos continuamente sin objetivos específicos, lo niños tenderán a hacer lo mismo, llegando a crear una dependencia.

Somos los adultos los que tenemos que estar mandando los mensajes adecuados sobre cómo usamos las TIC, y ser el espejo de lo que esperamos de ellos. Llegados al punto en que nos damos cuenta de que los niños están haciendo un uso inadecuado de las TIC, siempre he creído que la solución no es prohibirles el uso, si no educarles para que puedan usarlo de una forma segura, ya que en determinado momento van a encontrar la manera de tener acceso por mucho que les restrinjamos el uso. Internet es una herramienta muy poderosa y tremendamente útil que ya ha cambiado nuestro planeta, por lo que nuestra labor es enseñar a usarla adecuadamente, no a restringirla.

¿Cómo puedo escoger un colegio para mi hijo, si quiero que aprenda una segunda lengua?
Uno de los efectos de la globalización ha sido la creación de muchos tipos de escuelas bilingües. Algo que ha surgido de la necesidad que tienen las familias que por diversas razones tienen que mudarse a otros países. Los tipos de escuela de inmersión varían dependiendo del porcentaje de exposición que tienen a la segunda lengua (L2).

-Dependiendo del porcentaje de L2:
Inmersión total: la mayoría del currículo se enseña a través de la L2. Normalmente empiezan con 90% de exposición, y ese porcentaje va decreciendo hasta que llega a un 50%.
Inmersión parcial: la mitad de la instrucción es en la L2, y este porcentaje se mantiene durante los cursos.

-Dependiendo del momento en el que comienzan la exposición a la L2:
Inmersión temprana: los alumnos comienzan a estudiar en la L2 desde antes de primaria.
Inmersión post-primaria: los alumnos comienzan a estudiar la L2 al final de primaria o principios de la secundaria.

Cuando llega el momento de elegir el tipo de colegio, es importante tener claras las prioridades y el resultado que se está buscando en cuanto a la segunda lengua, ya que cada tipo de colegio tiene sus ventajas y desventajas. Depende de la situación lingüística que se tenga en casa, hay familias que ya tienen dos o tres lenguas, mientras que otras familias comparten una misma lengua y quieren que su hijo aprenda otra en la escuela. Todos estos son factores que se deben considerar en el momento de la elección, además de conocer qué tipo de apoyo le dan a los alumnos recién llegados que no hablen el idioma del nuevo país.

Contacta a Cristina Cubelos: cristinacubelos@gmail.com

Si los niños tienen acceso libre a diferentes TIC y además observan a los padres usar diversos dispositivos electrónicos continuamente sin objetivos específicos, lo niños tenderán a hacer lo mismo, llegando a crear una dependencia.