Adriana Mondragón, directora de Mi Pato Cua Cua

Cuando hablamos de lo que nos apasiona, en la Revista Edu.co lo hacemos de educación y de contribuir con la divulgación de lo que hacen grandes educadores que llevan mucho tiempo trabajando por nuestros niños; por eso entrevistamos a Adriana Mondragón, directora del Jardín Infantil “Mi Pato Cua Cua”, uno de los jardines más tradicionales e influyentes de la educación preescolar.

0
63
views
Mi Pato Cua Cua
Adriana Mondragón, directora del Jardín Infantil Mi Pato Cua Cua

Al preguntarle ¿Qué hace especial a “Mi Pato Cua Cua”? a Adriana le brillan los ojos y lo primero que dice es: “Es un espacio lleno de amor. Nuestro Pato Cua Cua tiene 32 años de fundado. Hemos querido desde el comienzo ser pioneros en educación. Creemos que para ejercerla educación tiene que haber mucha vocación, responsabilidad, conciencia social y tienes que tener mucha claridad en que cuando estas educando lo haces con tu ejemplo. Con todo lo que eres y haces. Además, educador es el papá, es el hermano, es el tío, es el abuelo, es el empleado, es el señor de la calle. Es todo aquel que rodea al niño. Todos estamos educando”.

Quisimos saber ¿Cuáles son los Orígenes del jardín? y nos habló de su familia de tradición educadora: “Mi abuela Leticia Valdivieso, tuvo un colegio por 38 años en el Municipio de Girón, Santander y recuerdo que durante las vacaciones, en mi infancia, corríamos por los corredores de esa casona y jugábamos a enseñar en los tableros de los salones. Y tal vez fue esa vena educadora la que llevo a mi hermana Patricia a cursar estudios de educación preescolar y a fundar el Jardín Infantil Mi Pato Cua Cua que comenzó con una alumna en el barrio Chico de Bogotá en la casa de mis padres. Era 1985 y ese año el jardín terminó con 5 o 6 estudiantes y tuve la fortuna de que, como yo en ese momento era estudiante universitaria, era quien le ayudaba con la mayoría de las tareas, su mano derecha y quien ayudaba con todas las cosas que un jardín puede necesitar en sus comienzos”.

Un poco de historia
Adriana nos contó que continuó en la casa de sus papas por 5 o 6 años más y llegó a tener 2 salones. Tuvieron que salir de la casa cuando ya eran más de 20 estudiantes y el jardín se mudó a una casa cercana donde duró 19 años. Con mucha entereza Adriana nos contó: “Tristemente nos pasó algo la verdad impensable y es que mi hermana un domingo salió a almorzar con su novio y tuvieron un accidente en el que ella falleció y en ese momento la familia en medio de la confusión del momento decidió contratar a alguien y continuar con su legado”.

Después de un tiempo, Adriana tomó las riendas del jardín y desde ese entonces su formación universitaria en Derecho comenzó a enriquecerse con otra formación académica. Lo primero que hizo fue realizar estudios que se homologarían hoy día con la “Especialización en educación” pues era el pre-requisito para ejercer como Directora y entrar en el escalafón de educación.

¿En que momento te enamoras de la educación?
Pues desde el primer momento, pero además tenía una responsabilidad muy grande ya que mis papás decían:“Recuerda que es la única llama viva que tenemos de Patricia”. Entonces yo decía: ¡Yo no dejo caer esto! Además que, muy seguramente por mis venas corría esa sangre educadora.

¿Hay algún modelo de educación que prefieras o que se siga en el Jardín?
Muchos padres de familia me hacen la misma pregunta y me preguntan ¿para dónde va Mi Pato Cua Cua? Y pues en todos mis años de experiencia como directora, y feliz capitana de este barco, que ya voy a cumplir 28 años, me doy cuenta que nosotros Gracias a Dios nunca nos casamos con una sola tendencia porque entendimos que los niños son diferentes, que nosotros tenemos un jardín infantil multicultural, que nosotros recibimos familias no solamente colombianas sino también de extranjeros que vienen con otros pensamientos y ¿entonces que hemos hecho? Pues hemos sido muy cumplidores y muy cuidadosos de estar actualizados de todas las exigencias institucionales pero además estamos muy claros en que queremos primero que el Pato lo tenga todo, que brinde una educación integral. Que una familia que matricula su niño aquí no tenga que buscar en otra parte la natación o una buena clase de música, que no tenga que buscar en otra parte los deportes, gimnasia… nada.

La estructura del modelo pedagógico del Pato, se basa en el modelo constructivista porque construye su propio pensamiento globalizado, porque es el resultado de todo un proceso global, integral y armónico. El constructivismo tiene 3 corrientes, Piaget: pensamiento y cognición, Vigostky: lenguaje y comportamiento, y Ausubell: aprendizaje significativo a través de la exploración. Estas teorías están cimentadas en las dimensiones del desarrollo y los pilares del saber: el juego, el arte, la literatura y la exploración del medio; y siguiendo la estrategia de las Aulas Especializadas para potencializar en los niños un desarrollo armónico, integral, seguro y feliz

Sabemos que la natación es uno de los fuertes del jardín. ¿Porque correr con el mantenimiento de una infraestructura compleja como una piscina? Adriana nos dice: ¡No pues imagínate un pato sin agua! Sonríe y continúa: pero no solamente por eso, sino por la importancia que tiene la natación. Desde hace 23 años tenemos la piscina y ahora en Febrero de 2017 inauguramos la remodelación.

¿Cuales son esos beneficios de la natación?
Pues te puedo decir muchos: Independencia, autonomía, seguridad, estimula ambos lados del cerebro, la coordinación del cuerpo. Les permite darse cuenta de que ellos son mucho más capaces, pero además les desarrolla esa parte del cerebro que les permite ser generadores de conocimiento mucho más rápido que otros niños que por ejemplo no desarrollan el ejercicio de la natación.

Una abogada dedicada a la educación
Al preguntar a Adriana por las satisfacciones que le ha dejado su carrera docente nos dice: “Si a mi me preguntan ¿a quién le agradezco en la vida? Yo podría fácilmente responder que primero que todo a Dios, Nuestro Señor porque el me tenía reservado otro proyecto de vida. Yo pensé que iba a ser abogada, soñaba estar en el Consejo de Estado y mira, terminé cantando, bailando, soy la primera que me disfrazo, soy la más feliz y entregada a todo lo que tiene que ver con los niños, la educación, la psicología y la familia.

Al preguntarle por un mensaje que nos quiera dejar, Adriana dice que recuerda un “mini cuento” que según ella marca el ejemplo que debemos ser como padres: “Un padre le dice al niño: hijo por favor fíjate por donde pisas y el niño le responde: ¿Sabes que papá? Mejor fíjate tú, fíjate tú…porque yo sigo tus pasos!”.

“Si los papás quieren hacer bien la tarea al buscar un jardín infantil, deben poner a sus hijos como prioridad y tener claro que su ejemplo es fundamental, pues los niños son el reflejo de ellos. Esta primera etapa es de mucha responsabilidad pues constituye los cimientos de la vida… ¡Esta etapa no vuelve!”. Adriana Mondragón

Fuente:
ENTREVISTA con Adriana Mondragón, Directora Jardín Infantil “Mi Pato Cua Cua. Bogotá D.C. noviembre de 2017.
Por: Bonnie Medina – Redacción Revista Edu.co